Ángela Suazo

«si alguien te pregunta quién soy yo, dile que solo soy alguien que ríe sus penas y llora sus alegrías sobre una página de papel. un lápiz por pañuelo. una copa marca el ritmo. una canción marca el paso, y las musas, algunas más que otras, marcan el punto y su final.»

Ángela Suazo

Dátiles de tierra y sal

soy ángela suazo, soy mujer, madre, e hija. buscadora. cazadora de canciones y de historias. leo por pasión. escribo por obligación.

DOP $500.00
*Solo disponible en formato físico en la República Dominicana

i

Reseñas

Como decía George Steiner “lo que no se nombra, no existe” y es por esto que Ángela Suazo, a través de este hermoso poemario, nombra y graba en nuestra memoria el Caribe y su simbología marina. En este libro encontramos una voz singular que logra emocionar mediante su lenguaje sencillo y cercano. «Dátiles de tierra y sal» es un poemario sensual, amoroso y vivificante que ilumina y trasciende. Un poemario intimista, sensorial y telúrico. Su autora redescubre la libertad y el amor gracias a la arena, la sal, el mar, el sol y las palmeras. Hay en cada texto mucha plasticidad y una sensibilidad que conmueve y toca el centro exacto de nuestro corazón. En definitiva, estamos ante un libro que llueve hacia dentro e invita al vuelo.

Rosa Silverio

La poesía de Ángela Suazo es verde y azul. Azul como el mar que siempre parece a punto de lamer los pies de la autora o la protagonista de los poemas, tratando de conciliarle las pocas alegrías o de lavarle las penas. Verde como la fruta, que si la miras con atención vas viendo madurar, volverse apetitosa y sensual, anticipando sabores inolvidables.

Hay una música de fondo en este libro, percusión de ola, que más que sobresaltar acuna, predispone al baile de las palabras o a los ritmos del amor.

Porque un mar puede ser un mar de lágrimas, pero sigue siendo un mar que hay que cruzar.

Carlos Salem

cosechando dátiles de sal

sembrada y de pie,
en las arenas del vendaval,
cuando llegó la primavera
y los jardines colgaron en la puerta
un letrero de prohibido jugar.
a mí, como a ella, se me templó el mar.
se me secaron las olas
de no más irnos y venirnos
sin parar.

yo también tengo una exuberante corona
que brota de mi centro y se parte en mil rayos,
como dedos buscando el sol.
y sueño con doblarme
y beber del mar
la fuerza
y la sal.

jardín de caracolas secas.
ella, yerta como yo,
arrullando el sueño del que huye,
rompiendo la tormenta,
en espera de un tiempo distinto
a la desidia de esta orilla.
a mí también se me ha abierto la tierra,
desnudando hasta el hueso
las raíces y los miedos.

se me han teñido de arrugas
el tronco y los sueños.
alzo mis brazos
mirando al ojo el huracán,
despidiendo un tiempo de guerra.
yo soy palmera,
como ella.

Enlaces Angela Suazo

^

Prensa

Notas de Prensa, Publicaciones, Entrevistas, Sobre Angela

^

Fundación

^

Playlists

DO Mayor, Cazadora de Versiones, Cazadora de Canciones
^

En las redes

biografía

soy ángela suazo, soy mujer, madre, e hija. buscadora. cazadora de canciones y de historias. leo por pasión. escribo por obligación.

aunque mi carrera profesional ha estado vinculada a las finanzas. algunas veces me cambio el sombrero y gestiono la fundación Te Reto a Leer; otras, levanto el micrófono en Una Página a la Vez, un espacio radial y virtual de transmisión semanal, ambas iniciativas creadas con el objetivo de invitar a creerle a la magia de leer.

si alguien te pregunta quién soy yo, dile que solo soy alguien que ríe sus penas y llora sus alegrías sobre una página de papel. un lápiz por pañuelo. una copa marca el ritmo. una canción marca el paso, y las musas, algunas más que otras, marcan el punto y su final.

páginas de contenido

poema

canción

DO mayor

una historia escrita entre mis letras y sus acordes

ángela suazo

Conoce Mas de Angela Suazo

Explora nuestra web visitando los enlaces debajo.

Más de Angela

Adquiere DO mayor

Te Reto a Leer

Una página a la vez